Granada Acoge, asociación federada a Andalucía Acoge, apunta, como medida imprescindible, invertir en prevención de la xenofobia, con personal especializado que, por una parte, sea capaz de crear campañas publicitarias de gran envergadura y, por otra, estudie cuáles son las estrategias del discurso populista excluyente, para poder crear una estrategia que lo contrarreste

Sylvia Koniecki, presidenta de Andalucía Acoge y coordinadora de Granada Acoge: “No se puede dejar un aspecto tan relevante para la convivencia solo en manos de ONGs, que no tienen la misma capacidad de impacto y que realizan acciones de menor alcance. Es preciso que las distintas administraciones unan esfuerzos y se cree una campaña común, para aunar el trabajo y reducir gastos”

webEn el marco de la I Jornada por la Paz y la No Violencia, organizada por la Universidad de Granada, la presidenta de Andalucía Acoge y coordinadora de Granada Acoge, Sylvia Koniecki, manifestó la preocupación de que en la mayoría de países europeos se esté experimentando un creciente rechazo hacia las personas refugiadas y que en algunas regiones del planeta se esté asentando un discurso populista excluyente que usa a determinados grupos sociales como chivos expiatorios. “Lamentablemente, ya no se trata de “salidas de tono” de algunos personajes políticos, sino que se ha internado en las más altas esferas de poder y se está traduciendo en medidas reales a nivel político ya que mientras partidos políticos abiertamente xenófobos están ocupando los primeros lugares en intención de voto en varios países europeos, el Brexit ha triunfado gracias a un fuerte discurso anti-inmigración y Donald Trump ha firmado en una sola semana diversas órdenes ejecutivas claramente xenófobas” concretó Sylvia Koniecki.

Granada Acoge apunta, como medida imprescindible, invertir en prevención de la xenofobia, con personal especializado que, por una parte, sea capaz de crear campañas publicitarias de gran envergadura y, por otra, estudie cuáles son las estrategias del discurso populista excluyente, para poder crear una estrategia que lo contrarreste. La asociación incide que es necesario crear nuevas fórmulas para hacer frente a los nuevos discursos racistas que, aunque sigan usando viejas tácticas como apelar al miedo y a la criminalización del “otro”, presentándolo como una amenaza, ahora aprovechan el estado de la indignación de la ciudadanía para apelar a la organización ciudadana y a la movilización contra gobiernos ineptos y corruptos. Koniecki resaltó que “no se puede dejar un aspecto tan relevante para la convivencia solo en manos de ONGs, que no tienen la misma capacidad de impacto y que realizan acciones de menor alcance. Es preciso que las distintas administraciones unan esfuerzos y se cree una campaña común, para aunar trabajo y reducir gastos”.

Con este panorama, Granada Acoge defiende que es imprescindible que la gestión de la acogida de personas refugiadas tome en cuenta este contexto general para evitar una fractura social ya que, si bien es muy importante la atención primaria a las personas refugiadas, no hay que perder de vista el impacto que tendrán determinadas actuaciones en la convivencia. La gestión de la acogida de personas refugiadas a nivel local no se puede realizar sin tener en cuenta la situación general de las personas refugiadas en el territorio europeo y mundial.  Sylvia alertó de que “aunque España no ha experimentado, salvo algunas excepciones, un proceso igual debido a que en general no se ha utilizado el discurso xenófobo como arma electoral, es previsible que nuestro país no quedará al margen de este crecimiento de la extrema derecha, y cuando se empiece a normalizar el discurso deberíamos estar preparados para contrarrestarlo”.

Comparte:
facebooktwittermailfacebooktwittermail