Estos espacios son referentes para hacer frente a los estereotipos negativos sobre la población inmigrante

Andalucía cuenta ya con los tres primeros Espacios Libre de Rumores de España. Las provincias de Huelva, Granada y Málaga han sido pioneras con la constitución de estos centros, que se han convertido en lugares clave para la detección y detención de rumores sobre las personas inmigrantes. En estos espacios, las personas que desarrollan su labor diaria han recibido la formación y la información suficiente para evitar que se propaguen rumores desde su espacio de trabajo. Una novedosa iniciativa que se encuadra en la labor que desarrolla la federación Andalucía Acoge a través de la Agencia Stop Rumores en toda la comunidad andaluza, así como en Ceuta y Melilla.

La agencia prevé en los próximos meses la constitución de nuevos Espacios Libre de Rumores en todas las provincias andaluzas, Ceuta y Melilla. Estos centros han surgido como una nueva vía para lograr la vinculación de instituciones y organizaciones a la Agencia Stop Rumores. Con ellos se busca ayudar al cambio de la cultura de las organizaciones que se constituyan como tales. A través de formaciones específicas del personal técnico que desarrolla su trabajo en un espacio determinado, se pretende dotar de herramientas y adquirir un compromiso para que los rumores no tengan cabida, impidiendo su propagación y aportando información contrastada que lo convierta en un Espacio Libre de Rumores. Un trabajo, además, que se desarrolla a largo plazo ya que las sesiones formativas y la colaboración entre las distintas entidades que promueven Stop Rumores y estos espacios seguirá en los próximos meses.

En el caso de Huelva, ha sido la Biblioteca Pública Provincial de Huelva la que se ha constituido como primer Espacio Libre de Rumores onubense. Un proceso en el que una docena de personas de la plantilla del centro se han formado como agentes antirumor participando en dos talleres formativos. En ellos, se ha abierto un espacio de debate con el objetivo de reflexionar acerca del origen de los rumores, las diferentes estrategias para combatirlos y la importancia de acabar con ellos. Una labor realizada gracias al equipo de Huelva Acoge y en la que ha sido muy importante la implicación no sólo del personal de la biblioteca, sino también de su director, Antonio Agustín Gómez.

Por su parte, en Granada, el primer Espacio Libre de Rumores constituido ha sido el Centro de Servicios Sociales Comunitarios del Distrito Norte, dirigido por Antonio Madrid y dependiente de la Concejalía de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Granada. El proceso, realizado de la mano de Granada Acoge, ha facilitado que una veintena de trabajadoras y trabajadores sociales, así como profesionales de la educación social y la psicología, hayan conocido las distintas herramientas para la lucha contra los rumores. Gracias a la implicación de todo el personal, el proceso también ha permitido poner sobre la mesa diferentes rumores que se escuchan con cierta frecuencia en el centro. Por ello, durante varias sesiones se ha trabajado el desmontaje de dichas falsas creencias e, igualmente, se han ideado una serie de medidas para combatirlos durante los próximos meses.

Asimismo, en Málaga se ha trabajado para que el Plan Comunitario Palma Palmilla Proyecto Hogar se constituya también como Espacio Libre de Rumores. Este centro se ubica en un barrio muy diverso con muchas necesidades de transformación y en él los rumores se difunden con mucha rapidez. La creación de este espacio ha contado con la implicación del coordinador del equipo de dinamización del Plan Comunitario Proyecto Hogar, Carlos Torres, y con el trabajo de la asociación Málaga Acoge.

Stop Rumores es una  estrategia de  impacto  comunicativo  y social, que tiene como objetivo luchar, de forma sostenida en el tiempo, contra los rumores y estereotipos negativos que dificultan la convivencia en la diversidad en Andalucía y Melilla, puesta en marcha por la federación Andalucía Acoge. Toda la información del proyecto está disponible en www.stoprumores.com. Este proyecto cuenta con la financiación del Ministerio de Empleo y Seguridad Social y del Fondo de Asilo, Migración e Integración.

Comparte:
facebooktwittermailfacebooktwittermail