viviendaLa vivienda es uno de los aspectos fundamentales que influyen claramente en la integración de las personas inmigrantes en la sociedad de acogida.

Otros factores que impiden o dificultan esta integración son situaciones de empleo precario, insuficiente información de recursos, desvinculación familiar, rechazo y  aislamiento.

El alojamiento sigue siendo el gran reto para muchas personas y mucho más para el colectivo inmigrante, un lugar habitable, digno y con garantías de estabilidad, al igual que para cualquier ciudadano más, un derecho irrenunciable de toda persona, al igual que el derecho a la educación o el derecho a la salud. Para lograr este objetivo Andalucía Acoge pone en marcha una serie de medidas y acciones que van contribuyendo lentamente a la normalización del colectivo inmigrante en el acceso a un alojamiento.

Las acciones y actividades no son en vano ni caen en saco roto, si bien es verdad que existen muchos elementos que se nos escapan y que por el hecho de trabajar con una población con insuficientes recursos económicos y con precariedad en el empleo, al igual que otras muchas capas de la sociedad no se puede atajar el problema en su dimensión más amplia.

En cuento al alojamiento para los trabajadores temporeros que son contratados en las campañas agrícolas, muchos se encuentran sin posibilidad de acceder a una vivienda digna, y es necesario hacer un trabajo de coordinación y sensibilización con los ayuntamientos, los empresarios y con la sociedad civil que plantea reticencias a alquilar viviendas a personas extranjeras.

Comparte:
FacebooktwittermailFacebooktwittermail